Noticias sobre deporte y salud

Salud y deporte

Hay dos tipos de ingredientes de protección solar que pueden ayudar a proteger la piel de los rayos ultravioleta: barreras físicas o minerales y barreras químicas. Para elegir la protección solar adecuada para la piel y el estilo de vida, es importante comprender la diferencia entre los dos.

El protector solar, ya sea un protector solar mineral, también conocido como protector solar físico, o un protector solar químico, pueden proporcionar una protección de amplio espectro contra los dañinos rayos UVA y UVB. Sin embargo, estos dos tipos de ingredientes de protección solar actúan de diferentes maneras y es importante conocer la diferencia entre ellos.

Los ingredientes minerales de los protectores solares forman una barrera en la superficie de la piel que ayudan a reflejar los rayos UV lejos del organismo. Los únicos ingredientes de protección solar mineral aprobados por la FDA son el óxido de zinc y el dióxido de titanio.

Estos filtros de protección solar físicos son ideales tanto para la exposición solar intensa diaria como prolongada debido a su amplio espectro de protección contra los rayos UVA y UVB. Además, gracias a que se mantienen sobre la superficie de la piel y no son absorbidos, son ideales para utilizarlos en pieles más sensibles y delicadas como la piel de los niños y bebés.

Por otro lado, los ingredientes de los protectores solares químicos penetran en las capas superiores de la piel para absorber los dañinos rayos UV antes de que puedan dañar el organismo.

Estos ingredientes de protección solar incluyen oxibenzona, avobenzona, octisalato, octocrileno, homosalato y octinoxato. Dependiendo de la formulación, los protectores solares químicos pueden ser más fáciles de frotar en la piel y es menos probable que dejen un tinte blanco. Al contrario que los protectores solares minerales, los protectores solares químicos deben aplicarse 30 minutos antes de la exposición al sol para proteger eficazmente la piel de los rayos UV.

Sin embargo, los químicos que forman parte de la formulación son absorbidos por la piel y actualmente existen estudios donde se han encontrado cantidades significativas de estos ingredientes tanto en el torrente sanguíneo como en la leche materna entre otros.

Además, ingredientes como la oxibenzona o el homosalato han sido relacionados con el deterioro de los arrecifes de coral, siendo ingredientes que están prohibidos en regiones como Hawaii.

¿Es realmente necesario aplicarse protector solar a diario?

 

Los principales beneficios de la crema solar cuando se usa una protección de amplio espectro es ayudar a proteger la piel de los rayos UVA y UVB y minimizar el daño que puede conducir a los primeros signos de envejecimiento de la piel y cáncer (cuando se usa según las indicaciones con otros productos de protección solar).

Además, los productos de protección solar se pueden formular especialmente para brindar otros beneficios para la piel, como humedad adicional, y pueden contener ingredientes beneficiosos como niacinamida y ceramidas calmantes para ayudar a restaurar la barrera protectora natural de la piel.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque es eficaz para ayudar a proteger la piel de los rayos UV, el protector solar por sí solo no es suficiente, especialmente cuando se está en la playa, junto a la piscina o pasando una cantidad significativa de tiempo al aire libre.

Para una protección solar completa, es mejor usar ropa protectora (incluido un sombrero y gafas de sol), buscar sombra cuando sea posible y evitar la exposición directa al sol durante las horas del mediodía.

Los productos de protección solar están diseñados para ayudar a prevenir las quemaduras solares, y la protección de amplio espectro es esencial para ayudar a proteger la piel de los rayos UVA y UVB. Cuando los rayos ultravioletas entran en la piel, interrumpen el crecimiento y la función normales de las células y descomponen el colágeno y la elastina de la piel lo que genera líneas y arrugas.