aceites esenciales

Para dar un aire fresco saludable a tu casa, no hay nada como los sabios remedios de la abuela. 

Bicarbonato de sodio 

Las aplicaciones de este polvo blanco, abrasivo y olor son numerosos. Es muy eficaz para refrescar alfombras y sofás. Aspira la superficie, espolvorea bicarbonato, deje reposar una hora, pásale el cepillo y listo.

Para limpiar el fregadero o el lavabo, espolvorea  bicarbonato, frota con una esponja húmeda y enjuaga. ¡Verás qué brillo! Úsalo también para limpiar el horno, sobre la estufa, en la campana…

Mezcla dos cucharadas en un cubo de agua para lavar los azulejos. Para neutralizar los olores en el refrigerador o en la basura coloca una caja abierta llena de bicarbonato. También lo puedes verter en la arena para gatos. Para fregar el suelo (no de madera) sigue la siguiente receta.

Crema de fregado

En un cubo u otro recipiente mezcla 2/3 partes de bicarbonato y  1/3 parte de vinagre blanco. Añade unas gotas del aceite esencial de tu elección.

Para desengrasar azulejos

Mezcla bicarbonato de sodio con aceite vegetal (girasol u otro aceite de primera prensada en frío) hasta obtener una masa suave. Aplica en los azulejos grasientos, espera unos pocos minutos, frota y te sorprenderás con los resultados. Añade unas gotas de aceite esencial cítrico (de limón o bergamota, por ejemplo).

El limón

El limón hace maravillas con los fregaderos y objetos de cobre o plata. Límpialos con unes gotas de aceite esencial de limón y luego espolvorea con sal marina.

 

El vinagre blanco

El vinagre blanco elimina la cal en los contornos de tus grifos sin necesidad de frotar.

Calienta 250 ml de vinagre blanco en un cazo sin que llegue a quemar, (no hay nada mejor para descalcificar) moja un papel absorbente, empapa el grifo y espera media hora. ¡No quedará ni rastro!

Y también… puro o diluido en agua caliente, el vinagre es eficaz para limpiar los cristales. Seca con papel de periódico.

 

Detergente suave y desinfectante

Ingredientes

  • 3 litros de agua
  • 150 gr de Jabón de Marsella en polvo. Puedes triturarlo tú si lo compras en bloque.
  • Una cucharada sopera de bicarbonato sódico.
  • Una docena gotas de aceite esencial de árbol del té, lavanda o limón.

Hierve el agua, fuera del fuego añade el jabón de Marsella y el bicarbonato sódico, mezcla bien hasta que  quede todo homogéneo.

Utiliza un envase de 5 litros si puedes, no lo tapes y remueve cada media hora algunas veces. Para la lavadora utiliza un vaso pequeño como dosis.

 

El alcohol de quemar

El alcohol de quemar se utiliza para desinfectar y limpiar ventanas, espejos, juguetes, grifos, bombillas, teclas de piano, cristal, joyas, cuadros de mando y acabados interiores de automóviles. También para eliminar el vino, café, fruta, tinta, manchas de hierbas de las telas.

 

Productos ultra-versátiles para el hogar

Ingredientes

  • 1,5 dl de alcohol de quemar
  • 3,5 dl de agua
  • 5 gotas de aceite esencial de limón

Diluye el alcohol en agua y añade el aceite esencial de limón. Vierte la mezcla en una botella de spray y procede a limpiar tu superficie de trabajo, baños, recipiente de la arena para gatos… Como de costumbre no hay necesidad de enjuagar.

Limpieza de primavera

Para la limpieza tradicional de la casa que se debe hacer en primavera, ventila como cada día y usa productos naturales para una buena limpieza, sencilla y económica. Despréndete de los productos químicos, la naturaleza, tú y todos nosotros lo vamos a agradecer.

Recuerda que la limpieza de primavera real y efectiva es renovando el aire en la casa, sobre todo con la circulación de aire fresco. No dudes en utilizar aceites esenciales para limpiar, purificar y perfumar el ambiente de tu casa.

No hay que olvidar el vinagre blanco. Para quien no sepa qué es el vinagre blanco, es el producto que se obtiene del alcohol producido por la fermentación de la caña de azúcar. Se trata de un excelente limpiador natural, especialmente eficaz contra marcas de la cal del agua y para las ventanas. También lo puedes usar en tu ensalada claro.

Una mezcla de vinagre blanco, agua y unas gotas de aceite esencial de árbol del té es un muy potente desinfectante que se puede agregar a cualquier producto de la casa, por ejemplo al jabón de lavavajillas.

Puedes añadir a tus productos para el hogar aceite esencial de limón o pomelo, pino, eucalipto, menta (por su fresco olor) para los azulejos y naranja o lavanda para lavar la ropa.

 

Como hacer una piedra de arcilla

¡Atrévete a hacer un limpiador de la casa muy simple, rápido de fabricar por ti mismo y además 100% natural y económico!

La piedra de arcilla es una mezcla de arcilla y jabón que se parece a un bloque de tiza blanca. Actuará con eficacia para limpiar múltiples superficies, desengrasar, eliminar los restos. ¡Es ideal para blanquear los muebles de plástico del jardín! Aunque es un producto abrasivo, no raya las superficies.

Ingredientes

  • 1 parte de polvo de arcilla blanca
  • 2 partes de jabón líquido
  • Unas gotas de aceites esenciales limón, lavanda, pino…

Vierte la mezcla en una caja y deja secar.

¿Cómo usar la arcilla de piedra?

Moja una esponja, frótala en la piedra de arcilla para que se impregne de producto. Lava y enjuaga la superficie como con cualquier otro producto.

Como luchar contra los ácaros

Los ácaros en nuestros hogares son la primeras causa de alergias en las vías respiratorias. El asma es a menudo el resultado de la exposición a los ácaros del polvo. Cuanto mayor sea la tasa de ácaros en el polvo doméstico, mayor será la aparición temprana de asma o alergias importantes. Algunos ácaros también pueden causar enfermedades de la piel u otras enfermedades más serias que acostumbramos a decir que no sabemos a qué se deben.

Las precauciones de higiene son esenciales (ventilación diaria, limpieza regular de edredones, colchones, alfombras… Los aceites esenciales están resultando muy eficaces en la lucha contra estos invasores microscópicos. Mediante la combinación de aceites esenciales se puede crear una sinergia muy efectiva en tratamientos anti-infecciosos y respiratorios. Los modos de utilización pueden ser por difusión, rociado o añadiéndolos a los productos de limpieza

Sinergia de aceites esenciales anti ácaros

  • 4 ml aceite esencial de limón
  • 2,5 ml aceite esencial de eucalyptus citriodora
  • 2 ml aceite esencial de ravintsara
  • 1,5 ml de aceite esencial de cedro del atlas o cedro de Virginia
  • 90 ml alcohol de 70 grados (agregar sólo para la opción de pulverización).

 

Nebulización fría

Difundir con un difusor por ultrasonidos (son económicos) durante 1/2 hora seguida como máximo. (No añadir el alcohol). Los aceites se añaden al recipiente que previamente hemos llenado con agua. Nebulizar en el dormitorio media hora antes de acostarnos.

 

Vaporización

Mezclar la sinergia aromática en la cantidad recomendada de alcohol. Rociar el producto en todos los elementos de riesgo: alfombras, cortinas, colchones, edredones. Dejar secar al aire libre y repetir el tratamiento cada dos o tres meses o después de cada limpieza o lavado. Aromiun Aceites esenciales

 

Para completar tu arsenal…

Por último, añade unas gotas de esta mezcla aromática en la bolsa de la aspiradora. Coloca en un pequeño recipiente (por ejemplo, los que utilizamos para las velas) un algodón impregnado con la mezcla y colócalo en los armarios.

Además de su efecto sobre los ácaros, esta sinergia tendrás en tu hogar un aroma a madera y a limón muy agradable.

Dicho esto, el modo 100% definitivo y respetuoso con el medio ambiente para deshacerse de los ácaros es el ¡vapor limpio! Es incomprensible que todavía se utilicen productos de limpieza tóxicos, especialmente en lugares públicos, escuelas, guarderías, etc.

Para ser realmente eficaz el limpiador de vapor debe cumplir con ciertos requisitos (vapor seco, mínimo 70 grados, por debajo no es eficaz). Hay que asegurarse de adquirir productos garantizados y huir, en este caso, de los aparatos chinos.

Cera de ebanista con aceites esenciales

Este año proponemos proteger y embellecer tus muebles de madera con un producto natural y beneficioso para el medio ambiente y para tu salud. Esta cera de ebanista puede fabricarse fácilmente.

Ingredientes

  • Cera de abeja
  • Aceite esencial de pino
  • Para la primera capa de impregnación en una madera no tratada con barnices: 1 parte en gramos de cera de abeja por 2 partes en gramos de aceite esencial esencial de pino.
  • Para su mantenimiento: 1 parte en gramos de cera de abejas por 1,5 partes de aceite esencial de trementina.

También se pueden añadir a la mezcla diferentes aceites esenciales en una proporción del 5% al 20% que le proporcionarán propiedades fungicidas e insecticidas. Por ejemplo: AE (aceite esencial) de cedro del Atlas, AE de ciprés, AE de citronela, AE de pino silvestre, AE de abeto, AE de palo de rosa, AE de geranio, AE de lavanda.

Modo de preparación

 

Fundir la cera de abeja al baño maría. Una vez líquida apartar del fuego y mezclar en otro recipiente los aceites esenciales. Verter la mezcla en la cera y remover suavemente la preparación.

Sin esperar a que se enfríe, verter la mezcla en un recipiente limpio con tapa. Dejar enfriar unas horas antes de cerrar. Esta cera de ebanista se conservará varios años.

Para la primera impregnación hay que entibiar la cera al baño maría y aplicarla con un pincel plano. Dejar que la madera la absorba varios días antes de pasar un paño.

 

Perfume su colada con aceites esenciales

 

¡Qué placer sumergirse en sábanas frescas y perfumadas, que la ropa interior esté suavemente aromatizada! Tanto si es en casa como en lugares públicos, que la ropa huela bien contribuye a nuestro bienestar, especialmente si los aromas son frescos y naturales.

Para el lavado de la colada, elegir el detergente más natural y neutro posible, en el que podremos añadir un par de gotas del aceite esencial de su elección. Por otra parte, es muy fácil fabricar nuestro

propio jabón para la colada.

Detergente suave y desinfectante

Ingredientes

  • 3 litros de agua
  • 150 g de copos de jabón de Marsella
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio
  • 12 gotas de aceite esencial de árbol de té,  de lavanda o de limón

Hacer hervir el agua. Fuera del fuego, añadir los copos de jabón y el bicarbonato de soda, mezclar bien hasta que las escamas estén deshechas. Verter la mezcla en una garrafa de 5 litros (por ejemplo de agua) y dejarla abierta. Remover de vez en cuando. Cuando la mezcla se haya enfriado añadir los aceites esenciales y mezclar bien. Cerrar el bidón enseguida. La dosis para cada lavado es la medida de un vaso pequeño.

Planchado con hidrolato de agua floral

El hidrolato aromático es el agua resultante de la destilación de una planta que contiene en niveles más bajos los mismos componentes que el aceite esencial que se extrae de esa planta, y también otros componentes solubles contenidos en la planta. El agua floral, como indica su nombre, es la maceración en agua de pétalos de flores. El término más apropiado es hidrolato, aunque el más conocido y utilizado es agua floral.

A diferencia de los aceites esenciales, el hidrolato o agua floral contiene menos concentración de principios activos y puede ser utilizado sin especiales precauciones como agua para la plancha.

En aromaterapia, hablamos indistintamente de agua floral o hidrolato, pero para ser precisos, se utiliza particularmente hidrolatos aromáticos. El hidrolato de lavanda o de azahar serán los más adecuados para el planchado aromático.

Si no se dispone de plancha a vapor, vaporizar la ropa con el hidrolato antes del planchado.

Para obtener un aroma provenzal utilice el hidrolato de lavanda. Lavanda viene de “lavare”, que en latín significa lavado. De ahí el nombre de “lavanderas” y la tradición del aroma de lavanda en lavandería.

Advertencia: las aguas florales aromáticas o hidrolatos son extremadamente vulnerables a la proliferación bacteriana debido a su bajo contenido en aceite esencial y a la presencia de partículas de plantas. Para su conservación deben ser almacenados al abrigo de la luz, del aire y del calor. Se aconseja utilizarlos en unos 6 meses después abrir el frasco.