Noticias sobre deporte y salud

Salud y deporte

Los aceites esenciales son compuestos aromáticos que se obtienen a través de la destilación o el prensado en frío de las diferentes partes de las plantas. Son sustancias puras y concentradas que capturan la fragancia, sabor y propiedades de las plantas para poder obtener beneficios a través de la aromaterapia.

 

En la aromaterapia los aceites esenciales se usan comúnmente mediante su inhalación o a nivel tópico diluido previamente en un aceite vegetal. Los componentes químicos de estos aceites interactúan de diferentes formas con el cuerpo. Por una parte, estos componentes pueden absorberse a través de la piel y actúan en el organismo. Por otra parte, la inhalación de su fragancia junto con sus propiedades puede estimular las diferentes áreas cerebrales como el sistema límbico responsable de las emociones, comportamientos, sentidos y la memoria.

 

Existe una gran variedad de aceites esenciales con todo tipo de propiedades y utilidades. Algunos de los más conocidos y utilizados son los siguientes:

 

  • Menta: se utiliza como energizante y para ayudar a la digestión
  • Lavanda: posee propiedades calmantes útiles frente al estrés
  • Bergamota: ayuda a reducir el estrés y trata diferentes condiciones de la piel
  • Ylang-ylang: se utiliza para tratar dolores de cabeza y diferentes condiciones de la piel
  • Árbol de té: es un poderoso bactericida y previene las infecciones
  • Limón: ayuda las digestiones, el estado de ánimo y es energizante

 

Beneficios de los aceites esenciales para la salud

 

  1. Estrés, ansiedad y depresión

 

Se estima que el 43% de la gente que padece estrés y ansiedad utilizan algún tipo de terapia alternativa para ayudar a su condición. Se ha demostrado que la aromaterapia tiene efectos positivos sobre la ansiedad y el estrés, por lo que puede utilizarse como terapia alternativa o complementaria.

 

  1. Dolor de cabeza y migrañas

 

En los años 90 se realizaron dos pequeños estudios que demostraron que aplicar una mezcla de aceite esencial de menta y etanol en las frentes y sienes de los participantes aliviaba el dolor de cabeza. Los estudios recientes también han descubierto que aplicar aceite esencial de menta y de lavanda sobre la piel tiene efectos positivos frente al dolor de cabeza.

 

  1. Sueño e insomnio

 

La inhalación del aceite esencial de lavanda ha demostrado afectar positivamente la calidad del sueño de las mujeres tras el parto y de los pacientes con cardiopatías. Una revisión examinó 15 estudios sobre los aceites esenciales y el sueño. La mayoría de los estudios demostraron que la inhalación de los aceites tenía efectos positivos sobre los hábitos del sueño.

 

  1. Reducción de la inflamación

 

Se ha sugerido que los aceites esenciales pueden ayudar a combatir las afecciones inflamatorias y algunos estudios respaldan estas propiedades antiinflamatorias de algunos aceites.

 

Un estudio con ratones demostró que la ingesta de la combinación de aceites esenciales de tomillo y orégano podía ayudar a combatir la colitis. Otros dos estudios con ratas con los aceites esenciales de romero y comino demostraron resultados similares.

 

Sin embargo, se han realizado pocos estudios en humanos, por lo que hay poca información sobre sus efectos sobre la inflamación, efectividad y seguridad de uso.

 

  1. Otras utilidades

 

Los aceites esenciales también pueden utilizarse para aromatizar el hogar o dar frescor a la colada. Pueden incorporarse en la elaboración de cosméticos caseros para enriquecer su formulación y disfrutar de sus beneficios.

 

Algunos de ellos poseen propiedades repelentes, por lo que pueden utilizarse como una alternativa natural a los antimosquitos habituales. Los estudios han demostrado que algunos aceites como el de citronela pueden proporcionar una protección y acción repelente que dura 2 horas o 3 si se combina con vainilla.

 

Como elegir un aceite esencial de calidad

 

Debido a la falta de regulación en la industria de la cosmética natural las empresas pueden utilizar términos como “natural” o “puro” sin garantizar que de verdad lo sean.

 

Para elegir un aceite esencial ecológico y de calidad debemos prestar atención al etiquetado y reparar en algunas características:

 

  • Pureza: se deben buscar aceites esenciales que solo contengan los componentes aromáticos de la planta, sin aditivos ni sustancias sintéticas. En el INCI debemos buscar aquellos aceites que solo contengan un único ingrediente, el nombre botánico científico de la planta.

 

  • Calidad: los aceites esenciales de calidad son aquellos aceites puros que conservan las propiedades de las plantas de las que se extraen. Para que conserven esta concentración y pureza a menudo se utilizan los métodos de extracción por destilación por arrastre de vapor de agua y la primera presión en frío.

 

  • Certificados: existen organismos certificadores de cosmética natural y ecológica que mediante sus sellos garantizan que los productos que lo obtienen cumplen con los estándares establecidos.