oxido-nitrico-vasodilatador

La función del óxido nítrico en el entrenamiento de alto nivel

Si vas al gimnasio con frecuencia, seguro que has visto a más de un compañero hacer uso de algún suplemento deportivo pensado para mejorar los resultados del entrenamiento físico. También es posible que te hayas informado acerca de las propiedades de las proteínas en forma de batidos, la creatina, la L-Carnitina, etc.

Estaríamos hablando de los “clásicos” en el mundillo del entrenamiento muscular, si bien es cierto que hay otro suplemento que está ganando fama y reputación en los últimos años, hablamos del óxido nítrico. En este artículo vamos a comentar lo que puede llegar a aportarnos esta sustancia, la forma adecuada de uso y las contraindicaciones que puede tener.

Funciones del óxido nítrico

El óxido nítrico es un vasodilatador muy potente. Esto significa que aumenta el diámetro de los vasos sanguíneos que se dirigen a los músculos, y por lo tanto mejora el flujo de nutrientes que llega a ellos durante el entrenamiento. Por lo tanto, todo esto se traduce en un incremento de nuestra vitalidad mientras estamos realizando nuestros ejercicios, al tiempo que conseguimos una más rápida recuperación de los grupos musculares.

Obviamente esta función vasodilatadora es lo que le da la popularidad al óxido nítrico, haciendo de él uno de los suplementos deportivos más usados en el entrenamiento moderno. Consumido de forma adecuada, puede suponer una gran ayuda a la hora de optimizar el volumen de nuestros grupos musculares.

¿Cómo debemos consumir este suplemento deportivo?

Ahora bien, debemos tener en cuenta que este suplemento es una sustancia que hay que tomar con sentido común para que no llegue a causarnos ningún problema. Para empezar, conviene leer con atención el prospecto del fabricante, pues en él encontraremos la dosis adecuada y cualquier incompatibilidad asociada al compuesto.

Por norma general, la dosis adecuada de óxido nítrico suele oscilar entre los 4 y 5 gramos, que deberían consumirse (en ayunas siempre) unos 20 o 25 minutos antes del entrenamiento físico. La alimentación que debe seguirse en los períodos de consumo de este suplemento debería ser rica en carbohidratos.

Posibles contraindicaciones del óxido nítrico

Está claro que una sustancia con estas propiedades tan poderosas no puede estar carente de contraindicaciones, aunque con el control adecuado no deberían suponer ningún problema.

Para empezar, hay que tener presente que no es una sustancia que convenga consumir por períodos de tiempo demasiado largos. Se recomienda consumirlo durante un máximo de tres meses, para después hacer un “descanso” de un período similar. No es bueno para el organismo mantener un elevado nivel de vasodilatación durante demasiado tiempo, y por supuesto lo consumiremos únicamente antes del ejercicio muscular.

Huelga decir que si padecemos de alguna enfermedad crónica -sobre todo de tipo cardiovascular- debemos consultar con nuestro médico de cabecera antes de consumir el compuesto, ya que podría ser peligroso para nuestra salud.

Tampoco deberían consumirlo las personas con la tensión baja (hipotensión), ya que la vasodilatación disminuirá más aún la tensión sanguínea, lo que puede ser problemático.

Por otra parte, esta sustancia puede acelerar nuestro envejecimiento -también por esto se recomienda tomarlo por períodos poco prolongados- ya que libera considerables cantidades de radicales libres, que afectan de forma negativa a las células de nuestro organismo. Es recomendable acompañar su consumo de abundantes alimentos ricos en antioxidantes naturales.

Para finalizar, el óxido nítrico puede suponer un problema para el aparato digestivo si lo consumimos menos de dos horas después de haber ingerido comida. Por lo tanto, conviene consumirlo en ayunas antes de acudir al gimnasio para nuestro entrenamiento.