esterlizador-biberones-limpieza

Estaremos de acuerdo en que con una correcta higiene en biberones y tetinas evitamos cualquier riesgo de infección.

No existe un sólo método para realizar esta limpieza, al igual que no existe un único método para calentar los biberones, aquí podemos ver los distintos métodos: calientabibes.com ; en los dos casos deberemos tener presente estas dos cosas al hacerlo: comodidad y seguridad.

¿Por qué debemos esterilizar? El bebé nada más nacer todavía no ha desarrollado una defensa inmunitaria eficaz para defenderse de gérmenes y virus del medio ambiente. La inmunidad sobre estos gérmenes será gradual y no será hasta el tercer mes cuando termine de desarrollarla.

Esta esterilización deberá ser no sólo de los biberones si no también de todos los utensilios que se utilice en la alimentación: tetinas, chupetes, cucharas, etc. Algo obvio es que el momento de la esterilización debe ser posterior a la limpieza manual de los utensilios.

Para una correcta limpieza, comenzaremos por desmontar totalmente el biberón, separando todos sus elementos. Podemos utilizar el jabón que utilizamos para fregar los platos y agua caliente, para el biberón nos podemos ayudar de un utensilio limpia biberones para llegar a todas las partes.

Es importante enjuagar todo muy bien y dejar secar al aire en vez de usar paño de cocina.

Una vez limpio no deberemos dejar pasar tiempo para esterilizarlo todo. El tiempo en que durará esterilizado no superará las 24 horas.

Tendremos dos formas: esterilizador de microondas y esterilizador eléctrico.

El funcionamiento del esterilizador de microondas es sencillo, funciona poniendo un poco de agua en su interior, introducimos lo utensilios, cerramos la tapa y encendemos el microondas a la máxima potencia, después de un tiempo, que dependiendo del modelo puede ir de 5 a 20 minutos, habrá concluido la operación de esterilización que se realiza al alcanzar la temperatura máxima con vapor de agua.

Hay que tener cuidado al extraer los biberones y demás accesorios y hacerlo con unas pinzas, que se suelen proporcionar con los distintos modelos.

Suelen costar poco dinero, son portables y como hemos visto muy sencillos de utilizar.

Los esterilizadores eléctricos, son más caros y más voluminosos, la esterilización también es a través de vapor pero necesitaremos conectarlo a la corriente eléctrica o al adaptador del coche. Suelen tener una mayor capacidad y el tiempo suele ser de 10 a 20 minutos

Nos quedaría nombrar un tercer método como es el de la esterilización en frío: colocaremos los utensilios en un recipiente con agua al que le echaremos una tableta de esterilización, pasados unos 30 minutos actuará la solución y quedará todo esterilizado. Podemos tener sumergidos los biberones hasta su uso unas 24 horas. Siempre teniendo en cuenta que al recogerlos el recipiente lo haremos con pinzas para no echar a perder todo el proceso.

Conclusión: es recomendable la esterilización de los utensilios del bebé hasta el tercer o cuarto mes, de esta manera protegeremos su sistema digestivo frágil hasta el momento.