Cuando una mujer llega a la menopausia se producen una serie de síntomas que pueden perjudicar notablemente su calidad de vida, e incluso cuando la menopausia ya ha pasado y la mujer se halla en la postmenopausia puede que sigan permaneciendo algunos de estos síntomas.

Si este es tu caso no debes preocuparte porque por suerte existen varios formas de aliviar todos estos síntomas.

Aquí te traemos una lista de 5 maneras naturales para reducir los síntomas de la menopausia.

1- Come alimentos ricos en calcio y en vitamina D.

Los cambios hormonales durante la menopausia pueden debilitar los huesos, lo que aumenta el riesgo de osteoporosis por ello es bueno que incluyas el calcio y la vitamina D en tu dieta.

De este modo mejoraras la salud de tus huesos previniendo lesiones tales como fracturas de cadera.

Entre los alimentos ricos en calcio se incluyen los productos lácteos como el yogur, la leche y el queso.

También las verduras de hojas verdes como la col rizada, la col rizada y las espinacas son buenas fuentes de calcio, así como el tofu, los frijoles, las sardinas y otros alimentos.

2-  Mantener un peso saludable.

Es muy común que las mujeres aumenten de peso durante la menopausia, lo cual puede deberse a una combinación de la disminución de los niveles hormonales, el envejecimiento, el estilo de vida y la genética.

El aumento de peso corporal puede afectar y producir otros síntomas de la menopausia, y aumentar el riesgo de ciertas enfermedades como la diabetes a las enfermedades cardíacas.

3- Mantener una dieta saludable, equilibrada y natural.

Uno de los principales consejos que dan todos los especialistas a las mujeres que se encuentran en la menopausia es que coman muchas frutas y verduras, carnes magras y alimentos ricos en fitoestrógenos, ya que de esta manera se ayudan a prevenir varios de los síntomas comunes de la menopausia.

4- Evita los alimentos desencadenantes.

Ciertos alimentos pueden provocar sofocos, sudores nocturnos y cambios de humor, e incluso es más probable que esto suceda cuando los comes de noche.

Los desencadenantes comunes suelen ser la cafeína, el alcohol y los alimentos azucarados o picantes.

En este sentido cada mujer puede verse afectada más por algunos alimentos que por otros, por ello presta atención a qué alimentos en particular te desencadenan los síntomas como sofocos, y trata de reducir su consumo o bien evitarlos por completo.

5- Haz ejercicio regularmente.

Entre los beneficios que te brinda el realizar actividad física regular se encuentran un aumento de energía, una mejora del metabolismo, fortalecimiento de las articulaciones y los huesos (manteniéndose más sanos), disminución del estrés y mejor sueño.

Hay muchos estudios que confirman que el ejercicio físico de tres horas por semana durante un año mejora notablemente la salud física y mental, y la calidad de vida en general, de las mujeres menopáusicas.

Además el ejercicio regular también se asocia con una mejor salud y protección contra enfermedades y afecciones que incluyen presión arterial alta, enfermedad cardíaca, cáncer, accidente cerebro-vascular, osteoporosis y diabetes tipo 2.